Follar con la hija

    AVISO IMPORTANTE

 

 

Datos ténicos

Enamorados hasta morir

Título: Follar con la hija
Autor: Gestialba.com
Productor: Gestialba.com 
Gión:

Gestialba.com

Protagonista principal: Paco
Actores: Paco, Elena, Elena, María, Nadia 
Musica: Gestialba.com
Fotografía: Gestialba.com
Editada: 2007
Género: Erótico - Incesto ficción
Duración: 005 minutos 
Recomendada: Mayores de 18 años

 

Relato

Paco Pico Pala era un hombre de 55 años que enviudó allá por el año 2036 y desde que tenía la edad de 35, cuando su esposa daba a luz, nada más nacer su primera hija se obsesionó con hacer el amor con ella, ¡nunca lo hizo! Ni tampoco con sus dos hijas que nacieron posteriormente. Pero este sujeto era un degenerado que fue denunciado en varias ocasiones por sobar a chicas muy jóvenes, ¡vamos, que eran menores de edad! Siembre fue absuelto ya que no tenían pruebas de lo sucedido y no se aceptaron las denuncias ya que simplemente fueron toqueteos. A sus hijas siempre las miró con deseo pero nunca les llegó a tocar un solo pelo. Hasta...  

Elena, María y Nadia Pico Martillo eran tres jóvenes muy hermosas que tenían en el momento de relatar esta extraña historia 22, 21 y 20 años respectivamente. Su padre tuvo la mala fortuna de enviudar a sus 55 años, aunque en realidad la mala fortuna la tuvo Elena Martillo Tenaza que era la sacrificada esposa de Paco Martillo Pala, la desdichada se fue de este mundo a la edad de 50 años, ¡pobre!  

Solo en su casa con tres jóvenes hermosas Paco no podía resistir la tentación. Dos semanas después, tan sólo dos semanas habían pasado desde la muerte de Elena a la que ya olvidó. Elena, su hija mayor era la que más carantoñas le hacía. Con sus 22 años Elena parecía ser virgen o por lo menos era lo que entendía ya que nunca había salido con ningún chico. Paco además de degenerado era un tío enérgico y con muchas ganas de follar a cualquier hora, todavía le funcionaba la herramienta, ¡no el pico! el palo.  

Lo que parecía que pronto tenía que suceder... como no podía ser de otra manera sucedió. Elena, ¡recuerden la hija, que la madre murió! Cuando salía del cuarto de baño, no se daba cuenta que en esa casa había un hombre, ¡sí, era su padre! Pero además de hombre y padre era un ser degenerado, ¡recuérdenlo! Ella, como no había leído lo anterior de este cuento, relato o historia, ¡no lo sabía! Pero pronto lo sabrá:  

-¿Elena, dónde están tus hermanas? –Le dijo el degenerado Paco-

-Han ido a clase, ellas no han tenido fiesta como yo en la universidad.  

Paco, el depravado y degenerado progenitor de Elena quería aprovechar la soledad en la que se había quedado Elena, su hermosa y joven hija estaba ente él con el pelo totalmente mojado y cubierta con una toalla que apenas alcanzaba a tapar sus pechos y entrepiernas. Ella no lo estaba provocando, lo hacía sin malicia, pero él si era malicioso, depravado y además degenerado. Paco Pico Pala estaba sentado en el sofá del salón y su pene se estaba saliendo de madre, ¡no Elena! y eso se dejaba ver debido al fino pantalón del chándal que vestía. Elena por primera vez vio a su padre como a un hombre, intentó dar la media vuelta para marcharse para ponerse algo más decente. Pero su depravado padre, no la dejó:  

-Mira Elena como me has puesto, ¡esto lo tienes que solucionar!

-¿Qué dices papá, qué es lo que tengo que solucionar? –Dijo la pobre chiquilla-  

Aunque Elena intentó hacerse la despistada, ¡más bien la ingenua! de lo que su padre le decía, no pudo hacer nada ya que la tenía sujeta por las manos fuertemente. Paco además de depravado era un ser muy fuerte, ¡siempre lo fue! Y sigue siéndolo, llevó la mano derecha de Elena hasta su entrepierna le hizo acariciar su erecto pene por encima del pantalón, ella se resistía pero debido a la gran fuerza de su padre no lo pudo evitar. Con aquella prueba de poder terminó el intento de agresión de Paco Pico Pala a su hija Elena Pico Martillo.  

A partir de ese día, en esa familia empezaron a suceder cosas consentidas, o no, ¿quién sabe? Ni Elena ni su incestuoso padre me lo contaron. Lo que si observé es que desde ese día Elena hace de esposa de Paco. María y Nadia no se han convertido en hijas de Elena, ¡siguen siendo hermanas! Hermanas a las que les da envidia que ella tenga marido y ellas sólo padre.  

Si Elena Matillo Tenaza, ¡su espíritu! Viera lo que está sucediendo con su antiguo marido y su hija, no creo que estuviera dispuesta a seguir dejando que ese hombre depravado, experimentara placer al follar con la hija, si ella lo pudiera evitar sin duda no dejaría que Paco Pico Pala disfrutara al follarse a la hija, ¡a su querida hija Elena! 

Denominación de la RAE de Género

Imprimir


Aviso

Todos los textos  aquí expuestos han sido creados por el grupo de escritores de gestialba.com por lo tanto son textos originales y con derechos de autor.

Situando el puntero del ratón durante unos segundos sobre los bocetos sentirás algunos sonidos.

Realizamos programas para la gestión de empresas. Empresas medianas y pequeñas. Programas de contabilidad, cartera de pedidos clientes proveedores, facturación control de albaranes, tesorería cartera de cobros y pagos y estadísticas.

Nuestro agradecimiento a todos los que por unas causas o por otras visitan nuestra web. Gestión de empresas PYMES. El padre quedó sin la madre al fallecer ésta, la hija era una joven muy hermosa de 22 años de edad y su padre un salido depravado que disfrutaba al follarse a la hija.