Tu Publicidad Aquí por:

34.80 al mes

Añade Aquí Tu Anuncio De Texto

    Clinicas Dentales de toda  

 

 

Remedios Caseros para:

Articulo Completo

Pág 1/1

Algunos remedios Rápidos para Calmar el dolor de muelas.  

Pero el Mejor Consejo es ,..

Visitar a un Dentista 

1.) Para el dolor de Muelas colocar un trozo de Aspirina en la parte, o agujero afectado y tener un poco de paciencia. 2.) Para el dolor de Muelas hacer un enjuague vocal, con whisky, mantener en la boca unos treinta segundos, y repetir 3.) Para calmar el dolor de una caries, frotar las encías con un algodón humedecido en aceite de clavo. 4.) Para calmar el dolor de muelas, Cataplasma de patata sobre las piezas que producen el dolor. 5.) Para calmar el dolor de muelas, Masticar hojas de plantaina. 6.) Para calmar el dolor de muelas, Unos granos de sal o un poco de tabaco. Preparación Si la muela ya está cariada se sugiere colocar unos granos de sal o un poco de tabaco en el hueco de la caries para aliviar el dolor. Otro método consiste en presionar con la punta de un palillo o de un objeto de punta redonda en el ángulo externo del dedo índice donde se juntan las líneas de inserción de la uña. Se debe mantener la presión hasta que ceda el dolor. El dedo a presionar debe corresponder al lado del dolor.  7.) Para calmar el dolor de muelas, Picar una cabeza de ajo y hervir el resultado durante 2 minutos en medio vaso de vinagre. Realizar enjuagues bucales. 8.)  Para calmar el dolor de muelas, Realizar una mezcla de perejil picado, con aceite de oliva y sal. Hacer pequeñas bolitas y colocarlas en la zona de dolor.

Pág. Atras          Pág. Sigiente

                  

CONSEJOS PARA EL DOLOR DE MUELAS

 

LOS NERVIOS DE LAS MUELAS

  Las muelas son muy sensibles. No solamente tienen un nervio en su interior, sino que además este nervio empapa como el agua una esponja, la mayor parte de la estructura del diente o de la muela.

   Como todo nuestro cuerpo, las muelas están protegidas por los nervios. Si no tuviéramos sensibilidad, no nos daríamos cuenta que nos quemamos hasta que oliéramos a costilla a la brasa. El nervio de las muelas nos permite saber si algo está demasiado frío o demasiado caliente. También detecta cosas que pueden ser peligrosas para nuestros dientes, por ejemplo el azúcar. Pero el famoso dolor de muelas se produce cuando el diente se estropea.

 

 

 LAS CARIES

La enfermedad más común de las muelas es la caries, que no es más que un agujero, que se va haciendo cada vez más grande, destruyendo la muela. A veces las caries duelen enseguida, y esto nos permite ir al dentista para arreglarla, ya dijimos que nada más pasar el esmalte hay sensibilidad. Pero por desgracia, no siempre es así, porque inmediatamente por debajo de la zona destruida se va creando una capa de calcificación que impide que se dé este dolor protector. Pensemos que la caries avanza muchas veces muy despacio, y la muela lucha contra ella. En este caso, el dolor sólo aparece cuando finalmente la caries alcanza el nervio y éste se inflama. Tendremos entonces un terrible dolor de muelas, y el dentista tendrá que matarnos el nervio. Es una pena porque antes de esto podríamos haber curado el diente con un simple empaste. Por eso los dentistas aconsejamos hacer revisiones periódicas, una vez al año por ejemplo.

 MATAR EL NERVIO

  Sería mejor decir "sacar" o "quitar" el nervio. Y precisamente de eso se trata. Una vez dañado ya no se recupera. Primero se inflama, doliendo mucho, y después se pudre, provocando una infección. Pensemos que está encerrado en una caja rígida, la propia muela. La sangre entra por el pequeño agujero en la punta de la raíz, el foramen apical del que hemos hablado antes. Al inflamarse el nervio, se hincha, como ocurre siempre que se inflama un tejido. Al aumentar la presión, la sangre no entra bien, y cuando no hay sangre en cualquier sitio de nuestro cuerpo, las células se mueren y se pudren. Un nervio muerto dentro de una muela es un nervio podrido e infectado, que además está abierto al hueso que rodea la muela a través del foramen apical. Lo que sucede a continuación es el flemón, es decir, la infección de todos los tejidos que rodean la muela. Con un punto de partida: la punta de la raíz.

   Matar el nervio es eliminar este tejido del nervio, este inflamado o ya muerto, y rellenar el sitio que ocupa, desde la corona de la muela, a lo largo del canal radicular hasta el foramen apical. Esto es importante, porque si no tendríamos una vía de comunicación del interior del hueso con la boca, con los microbios del exterior. Hay que sellar bien este conducto, antes de reconstruir la muela.

   Una cosa muy importante que tenemos que saber es que la muela sin nervio es una muela debilitada. El nervio, aparte de para doler, sirve para dar flexibilidad a la muela. Una muela muerta es una muela seca. No tiene células vivas en su interior, no hay agua, sólo queda la estructura mineral. Podemos pensar en una rama seca, es quebradiza. Hay gente que dice "máteme el nervio, así ya no me dará más problemas esta muela". Mentira, se puede picar igual que antes y además se puede romper mucho más que antes.

   Nunca matamos el nervio por si acaso, sólo cuando estamos seguros de que está dañado y no ay más remedio.