PRIMEROS AUXILIOS

Menú principal           WEB. BOTIQUIN QUE TE DUELE:?

 

PRINCIPIOS EN LA ACTUACIÓN DE PRIMEROS AUXILIOS.

PRINCIPIOS BÁSICOS.

Todo socorrista en sus actuaciones debe conocer y aplicar siempre en este orden los siguientes principios básicos:

1º. PROTEGER, en primer lugar, a él mismo y después a la víctima. Podemos evitar nuevos accidentes, si señalizamos el lugar del accidente. SÓLO si hay peligro para el accidentado se le desplazará, manteniendo recto el eje cabeza-cuello-tronco.

2º. AVISAR, es decir dar el SOS, indicando: el número y estado aparente de los heridos, si existen factores que pueden agravar el accidente (caídas de postes eléctricos) y el lugar exacto dónde se ha producido el accidente. Saber que de la información que nosotros demos, va a depender tanto la cantidad como la calidad de medios humanos y materiales, que allí nos lleguen.

3º .SOCORRER. Esta es la finalidad principal de los primeros auxilios, pero para hacerlo correctamente previamente hace falta realizar la evaluación del herido.

 

PRINCIPIOS GENERALES

1 : Estar tranquilo, pero actuar rápidamente.- Con tranquilidad se da confianza a la víctima y a aquellos que se encuentren cerca. Los testigos suelen tener miedo, con frecuencia pánico o están sobreexcitados. El auxiliador ha de dar ejemplo mostrando su tranquilidad.

2 : Hacer una composición de lugar.- Cuando se llega al lugar del accidente no se debe comenzar a actuar curando al primer herido que se encuentre. Pueden haber otros heridos más graves y que, por tanto, necesiten atenderse en primer lugar. Hacer, pues, un rápido examen del lugar. Debe intentarse saber si existen heridos ocultos. Hay que darse cuenta también de las posibles fuentes de peligros que aún existan: amenaza de derrumbamiento, ruptura de canalizaciones de gas o de agua, fuego, etc.

3 : Mover al herido con gran precaución.- Jamás se cambiará de sitio al accidentado antes de cerciorarse de su estado y haberle proporcionado los primeros cuidados. Además, un herido grave, no debe ser movilizado excepto por estas tres razones: 1) para poderle aplicar los primeros auxilios; 2) evitar el agravamiento de sus heridas; y 3) protegerle de un nuevo accidente.

4 : Examinar bien al herido.- Investigar si respira, si tiene pulso, si está consciente, si sangra, si tiene una fractura, si presenta quemaduras, si ha perdido el conocimiento. Estar bien seguros de no haber dejado escapar nada.

5 : No hacer más que lo indispensable.- Si se intentan hacer demasiadas cosas, se retrasará el traslado de la víctima. El papel del auxiliador no es el de reemplazar a los servicios sanitarios, sino que se ha de limitar a proporcionar aquellas medidas estrictamente necesarias para un correcto transporte del herido.

6 : Mantener al herido caliente.- Evitar, no obstante, un calor excesivo, manteniéndole a una agradable temperatura. Si hace frío, todo el cuerpo debe ser calentado; para ello lo mejor será envolverlo en una manta.

7 : No dar jamás de beber a una persona inconsciente.- En este estado no podrá tragar y existirá peligro de ahogarla al penetrar el líquido en las vías aéreas. Si la víctima conserva la conciencia y no presenta una herida profunda en el vientre, se le puede dar de beber, lentamente, y solo a pequeños sorbos. No darle alcohol, es preferible café o té caliente, sobre todo si hace frío.

8 : Tranquilizar a la víctima.- El accidentado tiene miedo. Hay que hablarle ya que está angustiado; el curso de su vida se ha visto truncado bruscamente y padece por los que le acompañan o por su familia. Hay que tranquilizarle, calmar sus temores y levantarle el ánimo. Hay que decirle que hay gente cerca que se ocupa de él, que los servicios de urgencias han sido avisados y que vendrán pronto. No se le debe dejar ver su herida.

9 : No dejar nunca solo al accidentado.- El estado del mismo puede gravarse en un corto espacio de tiempo.

 PROPORCIONAR PRIMEROS AUXILIOS

* Compórtese tranquilo y sereno;
* Coloque al paciente en posición cómoda;
*No levante a la persona sin que le hayan aplicado los primeros auxilios.
* No le ponga alcohol en ninguna parte del cuerpo;
* No darle líquidos.

Siempre deberá darle prioridad a las lesiones que pongan en peligro la vida, en base al siguiente orden:

 

COMO TOMAR EL PULSO

Se colocan dos dedos en las aterías de la muñeca o del cuello. Deben sentirse aproximadamente 60/80 latidos por minuto en adultos, 100/120, y 140 en recién nacidos.

 COMO VERIFICAR QUE EL HERIDO O PACIENTE RESPIRA

* Acerque su oído a la nariz del lesionado, para oír y sentir el aliento.
* Acerque el dorso de su mano a la nariz para sentir el aliento.
 *Si es posible, coloque su mano bajo el tórax para sentir el movimiento.
* Coloque un espejo cerca de la fosa nasal, para ver si se empeña.
* El número de respiraciones normales en un paciente es de 15 a 20 por minuto.

 DESMAYOS

La definición de Desmayo: pérdida del sentido y del conocimiento. Hay que llevar al accidentado a un lugar ventilado conservarlo horizontalmente o con la cabeza colgando, aflojarle las ropas y darle a oler alcohol o éter, frotarle el pecho y darle una bebida caliente.

INSOLACIÓN

Insolación: que han estado expuestos mucho tiempo al sol se sienten con vértigos, debilidad general, respiración rápida, dolor de cabeza. Hay que ponerlos en la sombra, desnudarlos y echarles agua fría en la cabeza hasta que vuelvan en sí. No hay que darles debidas calientes ni alcohólicas.

Ataque al corazo - infarto miocardio

*El término ataque al corazón es equiparable a infarto de miocardio. 

Causas

*Cuando el oxígeno que le llega al corazón es insuficiente para las cubrir las necesidades del mismo, las células musculares cardiacas sufren (angor), pudiendo llegar a morir (infarto).
* La causa más frecuente es el estrechamiento de las arterias que alimentan el corazón, arterias coronarias, por
aterosclerosis.

Los síntomas más característicos son:

* Un dolor o sensación de presión en el pecho que irradia o se extiende hacia los brazos o la mandíbula.
* El sujeto presenta una sudoración abundante y náuseas o vómitos.
* Si el ataque ha resultado grave se puede perder el conocimiento, llegando incluso a detenerse la respiración y los latidos del corazón.

¿Que hacer cuando esto sucede?

 

* Sobre todo manténgase tranquilo y compruebe si el paciente continúa consciente; si es así, llame inmediatamente a una ambulancia y vigílele hasta que llegue la ayuda. Asegúrese de que respira cómodamente (suéltele la corbata y el botón superior de la camisa) y compruebe que presenta un pulso estable antes de solicitar ayuda.
* Si el paciente pierde el conocimiento y se detiene la respiración debe comenzar rápidamente una reanimación cardiopulmonar. Para ello, tumbe al paciente sobre una superficie dura, como por ejemplo el suelo. Aflójele la ropa y extiéndale la cabeza hacia atrás tirando de la lengua hacia fuera para que se abra la garganta. Compruebe si respira mirando si se mueve el pecho y poniendo su oído en la boca para oír y sentir el aire. Si no respira, colóquele una mano debajo del cuello y la otra sobre la frente tapándole la nariz con los dedos. Ahora sople en su boca cuatro veces.
* Compruebe que su corazón late buscándole el pulso en el cuello justo al lado de la tráquea. Si late, continúe con la respiración dándole un soplo profundo cada cinco segundos. Si el corazón no late deberá realizarle además un masaje cardíaco: busque la punta del esternón y suba tres centímetros o dos dedos aproximadamente; coloque aquí la palma de su mano y ponga la otra mano encima de esta, ahora empuje en un golpe seco hacia abajo; relájese y repita un golpe por segundo, procurando obtener un ritmo estable; cada cinco compresiones haga que otra persona le insufle un soplo profundo en la boca.
* Después de realizar la reanimación cardiopulmonar durante un minuto, deberá volver a comprobar el pulso del cuello y las pupilas de los ojos. Si disminuyen de tamaño significa que el cerebro recibe la sangre necesaria.
*Llame pidiendo ayuda
* En caso de que esté solo, debe bombear el corazón con treinta compresiones en lugar de sesenta y cada quince insuflar dos veces en la boca del paciente. Si recupera la respiración y los latidos, manténgalo caliente y confortable sin dejar de vigilarlo.

Factores principales de Riesgo

Todos aquellos que inciden en la enfermedad cardiovascular:

* Historia familiar o personal de artritis reumatoide u otras enfermedades auto inmunes.
* Tabaco.
* Alcohol.
* Dieta rica en grasas.
* Sedentarismo
* Exceso de peso
* Estrés
* Preocupaciones
* Hipertensión arterial (Hiperosterolemia, diabetes Mellitus) 

Prevención

* Elimine los factores anteriores.
* Vida organizada, dieta variada y balanceada, ejercicio suave pero diario, evitar tensiones y preocupaciones.
*Tratamiento de las diabetes, hipertensión e hiperolesterolemia. 

Diagnostico y Tratamiento

*El electrocardiograma confirma el diagnóstico.
*El tratamiento se basa en la prevención y en su caso en la medicación antihipertensiva ó anticolesterinizante. 

Complicaciones

La progresión de los trombos puede llegar hasta el cerebro causando trastornos motores, parálisis ó muerte. 

Pronostico

La prevención de un segundo infarto mediante la corrección de los factores de riesgo, la medicación antitrombótica y la terapia de recambio genética, hacen posible hoy en día pronósticos cada vez mejores. 

HEMORRAGIA

Si la sangre se escapa en forma de chorro, hay que ligar el miembro herido de la manera siguiente: con una cuerda, correa, pañuelo, etc., se rodea el miembro ciñéndolo fuertemente y anudando las extremidades de la cuerda. Esta ligadura quedará situada entre la herida y la raíz del miembro. Solamente si la sangre continúa brotando en abundancia puede aumentarse la constricción amarrando un trozo de madera en las extremidades del vendaje y haciéndolo girar solamente en lo preciso para que se detenga la hemorragia. Si ésta no es muy abundante, basta comprimir la herida con un pedazo grande de gasa estéril. Debe llamarse de inmediato al médico. Para prevenir la infección, póngase en la herida agua oxigenada, toques con tintura de yodo o alcohol, recúbrase de agua y algodón estériles, terminando la curación con un vendaje. El herido deberá ir a ver al médico lo más pronto posible.

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP).

La vida se ve comprometida en cualquier situación en la que exista una obstrucción de la difusión de gases, fracaso de la bomba cardiaca o inadecuado transporte sanguíneo de oxígeno a los tejidos. En estos casos es necesaria la intervención urgente. El ABC de la asistencia de emergencia y el objetivo prioritario en la evaluación y tratamiento para evitar la muerte del sujeto, reside en:

(A)- AIRWAY ---- La permeabilidad de las vías aéreas.

(B).- BREATHING ----- La facilitación de la respiración.

     (C).- CIRCULATION ---- La conservación de la circulación.

Airway) Mantenimiento de la permeabilidad de la vía aérea.

a) Colocación de la cabeza. Si la persona está inconsciente, es probable que la lengua obstruya la vía aérea impidiendo el paso de aire. Para evitarlo se pueden realizar una de las siguientes maniobras:

- Hiperextensión Frente-nuca

- Hiperextensión Frente-mentón

- Triple maniobra

Las dos primeras maniobras realizan la hiperextensión del cuello usando la frente y la nuca o el mentón como puntos de apoyo. La triple maniobra realiza la apertura de la vía aérea, dislocando la mandíbula inferior. Esta última maniobra se utiliza ante la sospecha de fractura cervical.

b) Limpieza de la boca. La limpieza de la boca se ha de realizar manualmente con el "dedo en gancho", buscando posibles objetos causa de obstrucción (chicles, caramelos). Así mismo se retirará la dentadura postiza si existiera. Limpiaremos además, las secreciones que se hallasen en la boca (vómitos), con la ayuda de gasas, pañuelos, etc.

Si tras la realización de estas actividades no se hubiera obtenido una vía aérea permeable, es decir, que permita el paso libre de aire, se ha de sospechar la existencia de uno o más objetos en la garganta. Para solucionarlo se realizará la maniobra de Heimlich.

Si no se consiguió con estas maniobras una respiración espontánea se ha de pasar al siguiente punto.

 

Breathing) Respiración artificial.

La respiración artificial tiene por objeto hacer llegar aire hasta los pulmones del sujeto que se encuentra en parada respiratoria. Tres son las técnicas de respiración artificial: "boca a boca"  mediante el uso de un ambú y mediante ventilación mecánica.

Se considera que la respiración "boca a boca" es idónea para la actuación de primeros auxilios por:

a) Conseguir un aporte de aire de alrededor de 1000 c.c. en cada insuflación.

b) Permitir apreciar en todo momento la distensión del tórax del accidentado, lo que nos indica que la inspiración es buena o, en su caso, la existencia de obstáculos a la entrada de aire en los pulmones.

TÉCNICA

Para realizar la respiración "boca a boca" o "boca a nariz" el accidentado debe estar tendido boca arriba. Hiperextender el cuello colocando, a ser posible, bajo los hombros una chaqueta o toalla. El auxiliador, arrodillado a la derecha de la víctima, cierra las fosas nasales (la boca en el caso de la técnica "boca a nariz") con el pulgar y el índice de su mano izquierda; con estos mismos dedos de su mano derecha le sujeta la mandíbula, tirando de ella hacia arriba, mientras el codo del brazo derecho descansa suavemente sobre el pecho del accidentado.

En esta posición el socorrista inspira profundamente, sella con su boca la del accidentado y le insufla el aire. A continuación, retira su boca para permitir el vaciamiento de los pulmones. Si existiera agua en los mismos la cabeza de la victima ha de estar lateralizada para facilitar la salida de la misma. En cada insuflación se comprobará que la ventilación es adecuada por: a) la elevación y descenso sucesivos de la pared del tórax (de 2 a 3 cm.); b) al oír y sentir como sale el aire al exhalarlo la víctima pasivamente; y c) al sentir el auxiliador en sus propias vías aéreas la resistencia de los pulmones de la víctima al expandirse.

Este movimiento completo debe repetirse con una frecuencia de 16 a 20 veces por minuto, es decir, al mismo ritmo de la respiración normal del socorrista. Si el inicio de este proceso no fuera acompañado de una rápida recuperación de la respiración espontánea, se habrá de valorar la posibilidad de una parada cardiaca. De confirmarse ésta, se pasaría al punto siguiente.

 

(Circulación) Masaje cardiaco.

El masaje cardíaco debe aplicarse siempre que se observe falta de pulso y del latido cardíaco. Esta técnica se basa en la posibilidad de comprimir el corazón contra la columna vertebral, ejerciendo presión sobre el tercio inferior del esternón. Con ello obligamos al corazón, que se encuentra parado y con sangre en su interior, a expulsar la sangre y a llenarse después, alternativamente, como si se realizara una contracción activa.

Una vez comprobada la ausencia de pulso y de latido cardíaco se tumbará al accidentado boca arriba, sobre un plano duro. El socorrista, arrodillado a la derecha del accidentado, localizará la punta del esternón y colocará el talón de una de las manos dos dedos por encima de la misma. Colocará el talón de la otra mano sobre la primera entrecruzando los dedos; las palmas de las manos no deben tocar el pecho de la víctima, y los codos estarán rígidos, sin doblar. En esta postura el socorrista deja caer el peso de su propio cuerpo comprimiendo el esternón de 4 a 5 cm. Haciendo fuerza solo y exclusivamente sobre el talón de la mano. Manteniendo las manos en su sitio, retirar la compresión para permitir que el corazón se vuelva a llenar. Las compresiones se realizarán de forma rítmica, contando "y uno, y dos , y tres, y cuatro,..". Se continuará hasta que aparezca pulso.

Para realizar al mismo tiempo la respiración artificial y el masaje cardiaco se realizarán ciclos de 15 compresiones, dos ventilaciones, hasta un total de cuatro, momento en el que se valorará la existencia de pulso carotideo. Intentamos obtener de 80 a 100 compresiones por minuto.

CUANDO REALIZAR LA R.C.P.

- Cuando la muerte sea evidente. Por ejemplo: fractura craneal con salida de masa encefálica.

- Evolución terminal del paciente (medio hospitalario).

- Cuando se sepa que han pasado más de diez minutos desde la parada cardiaca, a excepción de niños, ahogados, electrocutados y accidentados hipotérmicos.

 

 CUANDO SUSPENDER LA R.P.C.

- Cuando se obtenga respiración y circulación espontánea.

- Enfermedad irreversible e incurable confirmada (medio hospitalario).

- Confirmación de haber iniciado la R.C.P. diez minutos después de la parada a excepción de niños, ahogados, electrocutados y accidentados hipotérmicos.

Pág.. atrás

Juegos

Azar

Música

Sms

 

Trucos

Viajes

Películas

Deportes

Mineralogia

Chistes

Fotos

 

Menú principal