Dolores de Cabeza, remedios caseros, MIGRAÑAS ...ese dolor y malestar. Informacion...

EL DOLOR DE CABEZA, MIGRAÑAS, REMEDIOS CASEROS INFORMACIÓN

Pág Atras.

PRINCIPAL

Siguiente Pág.

Juegos

Azar

Música

Sms

 

Trucos

Viajes

Películas

Deportes

Mineralogia

Chistes

Fotos

Si la noche anterior bebistes o comistes en exceso, y sientes los malestares de la resaca (dolor de cabeza, sueno, malestar estomacal, deshidratado, etc), o si la migrana y el dolor de cabeza no te dejan pensar y disfrutar

Acupresión

Utiliza los dedos pulgar e índice para ejercer presión sobre el puente de la nariz en los ángulos con los ojos. También puedes friccionar el espacio blando que se encuentra entre tu dedo índice y pulgar.

Baño caliente

Sumerje los pies en agua a una temperatura de 95 grados Fahrenheit y agrega agua caliente cada 5 minutos hasta alcanzar los 115 grados Fahrenheit. Después de remojar los pies por cinco minutos, vierte agua fría hasta que el agua disminuya la temperatura. Colócate medias de lana y recuéstate unos 20 minutos.

Remedios a base de hierbas

Puedes consultar un naturópata para tomar suplementosde hierbas que te ayuden a aliviar el dolor de cabeza. Por ejemplo, el Kava Kava alivia el dolor de cabeza causado por la tensión. La matricaria ("feverfew") y Gingo biloba ayudan a prevenir las migrañas.

Dolor de cabeza: 

ASPIRINA

300 grs de repollo (azufre, magnesio, potasio, calcio, vitaminas A, B1, B2).

100 grs de apio (magnesio, hierro, yodo, vitaminas A, B, y C).

Una vez licuados los ingredientes se toman en ayunas una vez al día.

Un buen remedio para el dolor de cabeza y para bajar la fiebre es la patata. Se coge una de buen tamaño, se lava y se corta en rodajas. Tumbarse en una habitación oscura y poner las rodajas en la frente sujetas con un pañuelo o similar para que no se caigan. En algo más de media hora se nota una franca mejoría.

Vierte unas gotas de jugo de limón fresco en una taza de café sin azúcar y bebételo poco a poco. Precaución: no se recomienda en personas con el estómago sensible.

Húmedece un paño con agua fría y agrégale 2 gotas de aceite de menta. Colócalo en la zona dolorosa por varios minutos.

Corta dos papas sin pelar y hiérvelas hasta que estén bien blandas. Elimina el agua y envuélvelas en un paño. Colócate el paño en el cuello unos 15 minutos. Este remedio se conoce como un cataplasma de papas.

Envuelve en un paño unos pedazos finos de rábano picante con un poco de agua. Coloca el paño en el cuello unos minutos (no más de 5 minutos). Este remedio se conoce como cataplasma de rábano picante. Estimula la piel y te ayudará a aliviar el dolor. Si tienes la piel sensible, aplícate un poco de crema en el cuello antes de colocar el cataplasma.

Prepara un baño tibio para relajar los vasos sanguíneos y aliviar la tensión. Puedes combinar los siguientes aceites esenciales: 3 gotas de manzanilla, 3 gotas de lavanda y 3 gotas de romero. Agrega la mezcla a tu baño de agua tibia.

 

Relajación

Recuestate en un lugar tranquilo y ventilado. Evita los estímulos externos, tales como la luz y el ruido. Para esto para puedes cerrar las cortinas o ventanas, apagar el radio o el televisor y desconectar el teléfono. Si aun así hay mucho ruido, utiliza algodón o tapones en los oídos. Luego, intenta relajarte con alguna tecnica de relación, por ejemplo aromaterapia, musicoterapia, meditación, visualización o yoga

 

Si su hijo tiene migrañas crónicas, el médico puede prescribir una medicación diaria como medida preventiva. Para decidir si es necesario administrar medicación preventiva o no, el médico considerará la frecuencia de las migrañas, así como el beneficio potencial de la medicación y sus posibles efectos secundarios. Dos fármacos comúnmente prescritos son la ciproheptadina y el propranolol.

Dos de los diagnósticos más habituales de dolor de cabeza que se realizan son los de migraña y cefalea tensional. Si a su hijo se le diagnostica migraña, el pediatra ayudará a identificar los factores que desencadenan el dolor de cabeza y le explicará al niño cómo evitarlos. A menudo se trata de alimentos: el chocolate, las nueces o el queso. Los condimentos que contienen glutamato monosódico y la cafeína también podrían ser desencadenantes. En algunos casos, también se prescribirán fármacos que contengan analgésicos, un sedante suave o un agente vasoconstrictor suave.

La cefalea o dolor de cabeza es una de las molestias o padecimientos más frecuentes que padecen las personas. Habitualmente su significado es incierto ya que puede ser indicativo de una enfermedad grave o bien puede ser síntoma de cansancio, estrés, etc.

TRATAMIENTO

Ante la cefalea común ocasionada por estados de fatiga, estrés, consumo de alcohol, cigarrillos, etc., el médico aconsejará evitar la causa que la origina. Asímismo, para aliviar la sintomatología el doctor recomendará algún tratamiento como:

ASPIRINA

PARACETAMOL

En los siguientes casos, se debe acudir pronto al médico:

  • Los dolores de cabeza despiertan a la persona.

  • El dolor de cabeza ha persistido durante varios días.

  • Los dolores de cabeza son más severos en las mañanas.

  • Existen antecedentes de dolores de cabeza pero estos han cambiado de patrón e intensidad.

  • La persona padece dolores de cabeza frecuentes y no hay una causa conocida.

Los siguientes hábitos sanos pueden disminuir el estrés y reducir la probabilidad de padecer dolores de cabeza:

  • Dormir bien

  • Consumir una dieta saludable

  • Hacer ejercicio de manera regular

  • Estirar el cuello y la parte superior del cuerpo, especialmente si el trabajo implica escribir a máquina o usar un computador

  • Aprender a adoptar una postura apropiada

  • Dejar de fumar

  • Aprender a relajarse utilizando la meditación, la respiración profunda, el yoga u otras técnicas valiosas

Otros tipos de dolor de cabeza incluyen:

  • Cefalea en racimo: son dolores de cabeza agudos y extremadamente dolorosos que tienden a presentarse varias veces al día durante meses y luego desaparecen por un período de tiempo similar. Son mucho menos comunes.

  • Cefalea sinusal: causa dolor en la parte frontal de la cabeza y la cara. Este tipo de dolor de cabeza se debe a la inflamación en los conductos de los senos paranasales que están detrás de las mejillas, la nariz y los ojos. El dolor tiende a empeorar cuando la persona se inclina hacia adelante y cuando despierta en la mañana. Con este tipo de dolor de cabeza, generalmente se presenta goteo posnasal, irritación de la garganta y secreción nasal.

MIGRAÑAS

Factores desencadenantes de la migraña

La relación entre hormonas femeninas y migraña no está clara, pero hay indicios que permiten sospecharla: muchas mujeres presentan crisis con la menstruación y la ovulación, mientras que desaparecen con el embarazo. Algunas sufren la primera crisis después de la menopausia; por el contrario otras, las que habían padecido migrañas antes de la menopausia, dejan de tenerlas. Tampoco están claros los efectos de los anticonceptivos orales en la migraña y en otras cefaleas, aunque hay muchas mujeres que empeoran con su toma y cuyas crisis se hacen más frecuentes e intensas.

  • El estrés y la ansiedad, sea por problemas laborales, familiares o de otra índole, también generan jaquecas en muchas personas.

  • El ejercicio físico intenso puede desencadenar migrañas.

  • La falta de sueño o exceso del mismo no son convenientes: dormir 7-8 horas y acostarse y levantarse a la misma hora ayudan a prevenir las crisis. Algunas personas sufren migrañas los días festivos, en los que es habitual permanecer más horas en la cama (migraña del fin de semana).

  • La ingesta de alcohol, especialmente de vino tinto o cavas, es nefasta para algunos jaquecosos.

  • Algunos alimentos, como chocolate, huevos, yogurt, nueces, habas, pescado ahumado, frutas ácidas y, especialmente, salsas que contienen glutamato monosódico (salsa china y otras), tiramina (presente en quesos fermentados y curados) y nitritos y nitratos (en las carnes en conserva, perritos calientes…) pueden ser desencadenantes de crisis, así como el ayuno prolongado y la consiguiente bajada de la glucemia.

  • La exposición prolongada al sol.

  • El exceso de tabaco.

  • El ruido, ambientes cargados, luces, focos y luminosos centelleantes, también pueden desencadenar una crisis.

    Tratamiento de las migrañas

    Aunque todas tienen en común el dolor, las migrañas difieren notablemente de una persona a otra en su intensidad, frecuencia y factores desencadenantes, por lo que el tratamiento debe ser personalizado. No obstante, se pueden hacer unas recomendaciones comunes:

  • Llevar una vida sana: además del sueño y descanso regular, el ejercicio físico moderado es conveniente. Se han de evitar el estrés -o combatirlo con relajación- y los ayunos prolongados.

  • Identificados los factores desencadenantes, se deben evitar en la medida de lo posible.

  • Respecto a los desencadenantes dietéticos antes mencionados, no afectan a todos por igual y no lo hacen siempre, por lo que no hay que ser muy restrictivos en las dietas.

  • No automedicarse en las crisis agudas ni tomar analgésicos en exceso pensando que nos van a ayudar.

Existen diversos tipos de migrañas: la migraña con aura está precedida de alteraciones de visuales, como manchas negras en el campo visual o visión de puntos o líneas luminosa. La migraña acompañada aparece con pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo o con alteraciones en el sistema nervioso central. Otro tipo de migraña, sin cefalea, se caracteriza por vómitos, náuseas y abatimiento, sin que aparezca dolor de cabeza. El 90 por ciento de los pacientes que sufren los tipos de migraña más frecuentes, que son:
- Cefalea de tensión: es un dolor leve o moderado. Puede estar provocado por el estrés, malas posturas, fatiga o depresión.

- Cefalea de racimo: Es más frecuente en mujeres. Se trata de un dolor en uno de los lados de la cabeza que se extiende hasta llegar al ojo. Puede durar unos 15 minutos y a menudo ocurre por la noche.

- Migrañas o jaquecas: Constituye un conjunto de síntomas entre los que se encuentran, además del dolor de cabeza, vómitos, náuseas, sensibilidad a la luz y al ruido. Las migrañas son trastornos que tienen base hereditaria. El dolor suele localizarse en una parte de la cabeza o en toda.

Tiene un carácter pulsátil y se acompaña de un malestar generalizado. Este dolor empeora normalmente con la actividad física y mejora con el reposo. Afecta a 17 de cada 100 mujeres y a un 5 por ciento de los hombres.

Consejos a tener en cuenta

- Mantener un diario. En él ha de escribirse lo siguiente:
* La fecha y el momento en el que comienza cada cefalea y su duración
* Cualquier otro signo de migraña, tales como náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz, sonido u olores; o aura.

* Cualquier causa que pueda provocar un ataque.

* En las mujeres, el día de comienzo del periodo menstrual.

Con toda esa información, un médico podrá identificar el patrón de los dolores de cabeza y ajustar el tratamiento.

- Pedir a un amigo o familiar que ayude a vigilar los síntomas de aviso de los dolores de cabeza. Estos síntomas de advertencia pueden ocurrir en cualquier momento, bien pocas horas, o pocos días antes de que el dolor de cabeza comience. Pueden ser variados: sed; bostezos, fatiga, depresión, euforia, irritabilidad, mareos, sensibilidad a las luces o sonidos, tortícolis, sentimiento de frío, mayor necesidad de orinar, diarrea, estreñimiento…
- Tener siempre consigo una dosis de los fármacos prescritos por el médico y tomar los medicamentos de la forma descrita por el médico
- Consumir sólo los medicamentos prescritos por el médico. No utilizar dosis más altas de las recomendadas. No dejar de tomarlos sin consultar antes con el médico. Algunos fármacos hay que dejar de consumirlos gradualmente para evitar efectos secundarios no deseados.

- Si no se ha podido tomar una dosis, hacerlo tan pronto como sea posible -excepto si es el momento de la toma de la siguiente. En ese caso olvidar la anterior, ya que no se deben doblar las cantidades recomendadas.

- Después de tomar un fármaco contra las cefaleas, túmbese en la oscuridad, en una habitación silenciosa hasta que el dolor comience a mejorar.

- Recuerde que usted y su médico son socios en su cuidado. Es por su bien seguir los consejos de su médico, y hacer todos los cambios en el estilo de vida que puedan ayudar a controlar las cefaleas.

Puede mejorarse
La migraña puede ser una manifestación de alergia o intolerancia alimentaria. El test Alcat revela la intolerancia sobre 100 alimentos comunes, en los que se incluyen además de alimentos comunes en la dieta, algunos colorantes y conservantes de uso alimentario. Para detectar posibles alergias, el camino es el test con alergenos en el especialista.
Un estudio llevado a cabo por el Centro Inmunológico de Cataluña nos demuestra que en un 90 % de pacientes que sufren migraña mejoran sensiblemente gracias a la eliminación de algunos alimentos de su dieta.
La mejoría de la migraña gracias a la eliminación de algunos alimentos habituales a nuestra alimentación. Siempre claro está que la migraña tenga un origen alimentario.
En algunos pacientes con crisis crónicas de migraña que no responden adecuadamente a los tratamientos convencionales debe considerarse la posibilidad de que la causa desencadenante de la misma sea una intolerancia alimentaria a un alimento o grupo de alimentos.

Síntomas muy variables

La cefalea no es una enfermedad, es un síntoma que se caracteriza por dolor o sensación desagradable en la región de la bóveda craneal. El dolor puede ser muy tolerable, tan leve que no origine más que un pequeño fastidio o tan severo que incapacite temporalmente a una persona. Puede durar un rato o persistir durante horas o días; aparecer muy de vez en cuando o repetirse casi diariamente. Es, por tanto, un dolor muy cambiante, y precisamente por esta variabilidad en su presentación, localización, intensidad y en las causas que lo producen se han realizado tantas clasificaciones sobre un síntoma tan aparentemente simple como un dolor de cabeza. La más utilizada es la que en 1988 elaboró la Sociedad Internacional para el Estudio de la Cefalea que, en líneas generales, distingue cuatro grandes grupos: la migraña, la cefalea tensional, la cefalea en racimos y otras asociadas a procesos diversos de índole inflamatoria, tóxica, medicamentosa, tumoral, vascular... De las cefaleas crónicas, persistentes o repetitivas, las más frecuentes son las migrañas y las cefaleas de tensión, que representan aproximadamente el 90% de todas las cefaleas crónicas.

Pág Atras.

PRINCIPAL

Siguiente Pág.

Juegos

Azar

Música

Sms

 

Trucos

Viajes

Películas

Deportes

Mineralogia

Chistes

Fotos